18.1 C
Medina del Campo
miércoles, octubre 20, 2021

Sin noticias de María Dolores Sánchez Moya, 30 años después

-

La joven desaparecía en Medina del Campo un 24 de julio de 1990 y, desde entonces, la familia continúa en una incansable búsqueda de la verdad

P. De la Fuente-. Fue en el resonado barrido de La Mota, de Medina del Campo, el lugar en el que un 24 de julio de 1990 desapareció el rastro de María Dolores Sánchez Moya. Por aquel entonces, ella tenía 21 años y, dentro de sus planes «a corto plazo», estaba el disfrutar de las fiestas del barrio con el resto de sus amigas. Sin embargo, nada de eso llegó a ser posible.

Esa misma mañana era martes y todo apuntaba a cierta normalidad. «Mari», como la llaman sus hermanos, cogía el tren cada día a Valladolid para asistir a la vivienda donde trabajaba pero, fue precisamente en el trayecto de su hogar hasta la estación, el tramo en el que se pierde su pista. La medinense jamás habría llegado a la cita con sus compañeras, con las que quedaba para emprender el viaje rutinario a la capital vallisoletana.

Esa noche tampoco volvió a casa, pero en aquellos años 90 en los que la telefonía no estaba del todo extendida ni mucho menos las redes de mensajería instantánea actuales, no era del todo extraño no recibir una llamada para avisar de ello. Es más, Mari había avisado con anterioridad que, si en alguna ocasión no asistía a su hogar de madrugada, era porque se había quedado a dormir en la casa en la que trabajaba, dada la posibilidad de tenerse que quedar cuidando a la familia para la que trabajaba.

Pero los días fueron pasando y las noticias sobre María Dolores Sánchez Moya seguían sin llegar. La preocupación comenzaba a aflorar en la familia, que rápidamente acudió a la policía y, tal y como relatan, aseguraron que debían esperar 48 horas para interponer la denuncia al ser mayor de edad. Pero el tiempo seguía su curso y, tal y como defienden sus hermanos, no pudieron interponer la denuncia firme hasta pasados tres meses.

En este escenario, y tras observar cómo siguen sin aparecer novedades, los hermanos continúan en una lucha insaciable por conocer qué le sucedió verdaderamente a María Dolores, pues mantienen que la joven no volvió a casa contra su voluntad. Además, siguen manteniendo que fue sometida a malos tratos por su entonces pareja y, en esta línea, defienden que buscarán la verdad hasta llegar al final, pase el tiempo que pase. Un total de 30 años han pasado pero, los que más la querían, siguen con su retrato en mente.

Más información en la edición impresa de La Voz de Medina y Comarca

 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Yo no entiendo si tienen un peque?o sospechoso xq no le interrogan pero bien hasta esclarecer el caso y que la familia pueda quedarse trankila que son muchos años ya.

Comments are closed.

-Publicidad-

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -
- Advertisment -