La concejala de Educación compareció en el pleno para explicar las motivaciones del cierre de Castillo de Colores

1

R. Alonso.- Después del debate sobre las mociones que presentaron los partidos políticos de Medina del Campo, se dio turno a la comparecencia de la concejala de Educación, Cristina Aranda, con motivo del cierre de la Escuela Infantil Castillo de Colores. Se trataba de una petición que había hecho el Partido Socialista y se proponía un turno de preguntas para cada grupo que deberían ser respondidas por la concejala responsable de este servicio.

Cristina Aranda procedió a dar explicaciones sobre lo que había motivado el cierre de este centro y, en este sentido, culpó a Clece de no haber actuado de manera ética. Además, explicó que no se había sacado una nueva licitación porque el estudio de viabilidad no era favorable y las matriculaciones no habían sido suficientes. La concejala quiso insistir en que no se había cerrado una guardería, sino un centro, pues el servicio se seguiría manteniendo.

Por su parte, la concejala socialista Teresa Rebollo, manifestó también su descontento con la adjudicataria Clece, pero incidió en la “tardanza” del equipo de Gobierno, primero en la negociación para la rescisión del contrato y después para la licitación de uno nuevo. En este sentido, Rebollo explicó que ocho meses le parecían demasiados para realizar este estudio y defendió que no debería haber motivos económicos para llevarlo a cabo, puesto que “todos los servicios de Cultura son deficitarios”. Por último, Rebollo defendió la gestión tanto del personal de San Francisco como de Castillo de Colores y achacó el cierre final de este servicio a la “inexperiencia y lentitud por parte de la Concejalía de Educación”.

El concejal de Gana Medina, Jorge Barragán, acusó al equipo de Gobierno de haber buscado este cierre, y lo argumentó explicando que no se había hecho ninguna campaña de promoción para las matriculaciones de los niños. Además, propuso la municipalización de este servicio.

En cuanto a la portavoz de Ciudadanos, Cristina Blanco, manifestó su defensa de los servicios públicos y la igualdad de oportunidades. Por estos motivos, dijo que no apoyaría el cierre de este centro y advirtió a los concejales del grupo de Gobierno que “aquí no se está para ganar dinero, sino para mejorar los servicios de nuestros vecinos”.

En cuanto a Medina Primero, preguntaron a la delegada de Educación si realmente se había hecho el esfuerzo necesario por buscar a los niños suficientes para sacar adelante el contrato y en cuanto al portavoz del Partido Popular, defendió la gestión de su grupo y denunció las prácticas poco éticas de la empresa adjudicataria.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.