25 C
Medina del Campo
miércoles, agosto 10, 2022

TSJ. Condenan a un anciano por maltratar a su mujer que vivi? una verdadera historia de terror por el car?cter de su marido

-

- Advertisement -

Redacción.- En primera instancia el acusado de los hechos, fue condenado un delito continuado de abusos sexuales ya definido, a la pena multa de veinticuatro meses, y por un delito de malos tratos habituales, ya definido, a la pena de veintid?s meses de prisi?n. En la apelaci?n el Tribunal de Justicia de Palencia, estimo el recurso interpuesto por la Defensa y el Fiscal, revocando parcialmente la sentencia de la que había sido condenado por el delito continuado de abusos sexuales y fijando en 34 meses; la
duraci?n de la pena accesoria del delito de maltrato habitual.

-ANTECEDENTES DE HECHO-
?1?.-El procesado , mayor de edad, sin antecedentes penales, naci? el de 1932, en (Palencia) y se cas? en 1962 con S M S , nacida el de 1936, en ( Palencia ), fijando su residencia en la calle de , d?nde convivieron con sus cinco hijos hasta que ?stos se fueron independizando, si bien continuaron relacion?ndose con sus padres pues con frecuencia acudían a visitarles fines de semana, cumpleaños o en vacaciones.
2?.- M es un hombre de complexi?n y car?cter fuerte, autoritario, de los de ordeno y mando, en expresi?n popular ? chapado a la antigua ? y cierto grado de agresividad y como tal se ha venido manifestando a lo largo de su vida con los miembros de su familia, en especial con su esposa S , sobre qui?n ha ejercido un constante control de vida, costumbres y amistades, ningune?ndola frente a hijos y vecinos, limitando su
capacidad econ?mica para hacerla más dependiente de ?l, alter?ndose por cualquier
cosa que le importunara, hasta el punto de enfadarse si S sal?a de casa para relacionarse
con sus vecinas en el Hogar del pueblo, comportamiento que aderezaba con expresiones tales como ?eres una zorra, una in?til, no vales para nada, no sabes cocinar, aqu? va a pasar algo gordo?, que por frecuentes fueron haciendo mella en S hasta el punto de convertirla en una esposa sumisa evitando hacer algo que contrariara a su marido, y esto, con el paso de los años fue minando su car?cter y personalidad hasta tal punto de que a finales de los años noventa S comenz? a beber, como se suele decir ? para olvidar o hacerlo llevadero?, consumo que fue en aumento hasta convertirse en una mujer alcoh?lica que tuvo que seguir tratamiento durante años fuera de su localidad para superar su adicci?n, contando con la ayuda de sus hijos J A y M que en su veh?culo la llevaban a la Asociación de Alcoh?licos An?nimos, pues su marido se había desentendido del problema de su mujer, desde el principio. En fechas no concretadas y S pasaron a dormir separados, si bien era frecuente que llamase a S para que acudiera a su habitaci?n a mantener relaciones sexuales, accediendo ?sta de mala gana para no contrariar a su marido.
3o.- Las relaciones se fueron deteriorando, acentu?ndose en el año 2010. El procesado había adoptado hacia S una conducta cada vez más agresiva y más frecuentes los gritos,
insultos y menosprecios, y harta de sufrirlos S denunci? a su marido por malos tratos,
pero al poco tiempo retir? la denuncia con la esperanza de que cambiase y que la
convivencia entre ellos fuera pac?fica. Al principio fue as?, pero dur? poco tiempo, el mal
car?cter de que ya contaba con 85 años, volvi? a aparecer y en cuanto algo no era de su
gusto, o no se hac?a como ?l dec?a, la emprendía a voces contra S reiter?ndole frases
tales como ? eres una zorra, una puta, tienes que tener una amante más joven que te de mas gusto que yo, eres una in?til, no vales ni para cocinar ?, no incomod?ndole el que alg?n hijo estuviera delante, ignorando su requerimiento para que su padre cesara en su actitud y se portara bien con su mujer.
4o.- La noche del 23 de julio de 2017, y S se encontraban en su domicilio. Al poco
de cenar, S se iba a dormir a su habitaci?n y al advertirlo la llam? para que acudiera a la suya, con la intenci?n de mantener relaciones sexuales, como S no acudía fue en su busca y cogi?ndola de las manos la llev? a su habitaci?n donde mantuvo relaciones sexuales. Al día siguiente, cada uno se dedic? a sus quehaceres habituales hasta que despu?s de comer y recoger la cocina S se sent? frente al televisor en el sal?n de la casa, d?nde ya estaba qui?n de inmediato se levant? y cerr? la puerta delantera de la vivienda. Al ver esto S , pens? que su marido quer?a lo de la noche anterior y para evitarlo sali? de la vivienda por la puerta trasera escuchando como la cerraba desde dentro. S permanec?a fuera de la casa, muy sofocada por el calor reinante y en ese estado la encontr? su hijo J A , interes?ndose por lo ocurrido, recibiendo como respuesta de su madre ?lo de siempre?, ante lo cu?l, J A comenz? a llamar insistentemente para que su padre abriera la puerta y una vez lo hizo, le recrimin? que hubiera vuelto a las andadas, que no respetara a su madre, cuando era qui?n le cuidaba, exigi?ndole que cesara de una vez y tratara con respeto a S . El procesado, lejos de calmarse se fue hacia S diciendo ?eres una zorra, esta noche de mato?. Ante el temor de que pudiera llevarlo a cabo, J A llam? a la Guardia Civil de para
denunciar lo ocurrido. Desde entonces el denunciante tiene prohibido acercarse a S a
menos de 50 metros, y no ha protagonizado ning?n acto hostil como el descrito.?

- Publicidad -
- Advertisment -

Lo más leído

- Advertisment -
- Advertisment -