Pedro Sánchez «a partir del lunes, es decir, pasado mañana, todos podremos reencontrarnos con familiares, con amigos, dentro de nuestra propia provincia»

1

Redacción.- El Presidente de Gobierno en rueda de Prensa hablo de los avances contra el coronavirus y adelanta algunas de las medidas que van a llegar:

«La totalidad del territorio nacional estará a partir del próximo lunes en Fase 1 o en Fase 2 de desescalada. Este hecho tiene dos consecuencias que me gustaría compartir con todos ustedes:
La primera es que a partir del lunes, es decir, pasado mañana, todos podremos reencontrarnos con familiares, con amigos, dentro de nuestra propia provincia en la que vivamos, tras semanas de separación forzada. Los comercios, en consecuencia, abrirán sus puertas progresivamente, las terrazas albergarán los encuentros pendientes y las calles recuperarán vitalidad en cada rincón de nuestro país. Recuperamos, en consecuencia, buena parte de lo que perdimos cuando el virus irrumpió de manera tan dramática en nuestras vidas.
La segunda consecuencia que me gustaría compartir con todos ustedes es que hemos recuperado mucho terreno frente al virus; lo hemos arrinconado con un costoso sacrificio. Estamos, en consecuencia, a un paso de la victoria. Pero tenemos que recordar que el virus no ha desaparecido, que sigue al acecho. Y que, en consecuencia, lo que tenemos que hacer es mantenerlo a raya. Es imprescindible, yo diría vital, no relajarnos. Seguir con esa dosis de responsabilidad que hemos asumido en primera persona todos y cada uno de nosotros. Estamos a un paso de la victoria. Estamos en la etapa de la desescalada, pero seguimos en la emergencia sanitaria. Seguir, en consecuencia, todas las reglas de las autoridades sanitarias. Hemos de tener siempre en mente lo que nos vienen diciendo las autoridades sanitarias, el lavado de las manos, la distancia entre las personas, el uso de las mascarillas. La consigna, en consecuencia, es una: no hemos de actuar con miedo, pero hemos de actuar con una extremada prudencia y responsabilidad.
Ahora toca valorar esta victoria colectiva y también culminarla. Y hasta que llegue la vacuna o el remedio terapéutico, la victoria sigue dependiendo de todos y cada uno de nosotros y nosotras, de nuestra cautela, de nuestra prudencia, en consecuencia de nuestra responsabilidad individual y colectiva. Porque un rebrote no es ni mucho menos imposible, e incluso la Organización Mundial de la Salud así lo ha advertido claramente, que existe un porcentaje importante de que haya un rebrote si no mantenemos esas conductas sociales a lo largo de los próximos meses. La prudencia, en consecuencia, debe seguir siendo nuestra guía de actuación.
En este sentido, quiero citar como referencia la actitud que están adoptando algunas Comunidades Autónomas a la hora de recorrer el difícil camino de la desescalada. Es natural, y lo entiendo perfectamente, el deseo de avanzar a la mayor velocidad posible.
Pero también es importante medir los pasos, e incluso detenernos a la más mínima señal de peligro.
Así lo ha hecho, por citar solo un ejemplo, la Comunidad Valenciana esta misma semana, revisando su intención inicial de solicitar el paso a la fase 2 para permanecer siete días más en la fase 1, en un ejercicio de prudencia. Creo que es una decisión que muestra que las administraciones territoriales saben actuar con responsabilidad y con madurez. Saben equilibrar, en definitiva, el deseo de recuperar la actividad económica y la normalidad con la precaución para evitar las recaídas a las cuales antes hacía referencia.
Queda el tramo final de la desescalada. Nos queda alrededor de un mes, dependiendo del lugar de España donde residamos. Un plazo que vamos a transitar todos hacia esa nueva normalidad y en el que será aún necesario mantener algunas restricciones, a lo largo de estas próximas semanas, en la actividad económica. Y también algunas limitaciones en la movilidad para evitar que haya personas que trasladen el virus inconscientemente fuera de su territorio. Así también como limitaciones recomendadas en reuniones, para impedir que se congregue un número de personas que permita expandir el contagio de una manera mucho más intensa como hemos vivido durante las pasadas semanas. Y quiero decirles que serán muy pocas semanas, pero será necesario aún limitar esa circulación.

 

 

1 COMENTARIO

Comments are closed.