CSIF exige al Gobierno que cierre la actividad laboral salvo los servicios básicos y pide medios de protección individual para las personas que siguen yendo a trabajar

0

Redacción.- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha dirigido una carta al Ministerio de Sanidad, como máxima autoridad en la gestión de la pandemia, para que el Gobierno proceda al cierre de la actividad laboral de todas las empresas a excepción de las que por su actividad estén consideradas como servicio básico esencial al amparo del estado de alarma, para combatir la pandemia.

Asimismo, CSIF pide que todas las personas trabajadoras que por su actividad profesional deban acudir a su puesto de trabajo, sean considerados de alto riesgo y por ello dotados de manera inmediata de protección individual suficiente y adecuada, prestando especial atención al personal de la sanidad.

También reclamamos que aquellas personas trabajadoras que sean detectados como posibles portadores del COVID-19 pasen a cuarentena y no se les permita seguir trabajando, permitiéndoselo únicamente cuando el resultado de la prueba sea negativo y la situación de incapacidad laboral transitoria se considere, a todos los efectos, incapacidad por contingencia profesional.

CSIF también entiende que se debe contratar a mayor número de personal de sanidad y que se establezcan más líneas de atención telefónica y presencial, para agilizar la detección de trabajadores enfermos por COVID- 19, a fin de evitar la proliferación de contagios entre las personas trabajadoras, pacientes y usuarios de los centros sanitarios. La sanidad debe contar cuanto antes de medios técnicos diagnósticos para realizar las pruebas en un plazo no superior a 24 horas.

Igualmente reclamamos dotar a los profesionales de la sanidad de doble taquilla para que en una guarden la ropa limpia y en otra la ropa de trabajo, evitando así el riesgo de contaminación del COVID19; que se dicten instrucciones que obliguen a la utilización de bolsas para residuos biológicos infecciosos para dejar la ropa en la lavandería, evitando mezclarla con el resto de ropa; ampliar los servicios de lavandería, incluido en la atención primaria donde hasta ahora no hay un circuito de lavandería del material, puesto que es la empresa la que tiene la obligación del lavado y descontaminación de la ropa de trabajo; y prever la asistencia y el apoyo psicológico a todo el trabajador que lo precise desde el punto de vista de los riesgos psicosociales y carga mental dada la situación que están padeciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.