CGT denuncia la insuficiencia de medidas en los centros de la gerencia de Servicios Sociales

0

Redacción.- La sección sindical de CGT en la Junta de Castilla y León de Valladolid, ante la avalancha de contagios y fallecimientos por coronavirus que se vienen produciendo en las Residencias de Ancianos, en las que ha debido intervenir incluso el ejército para desinfectar los centros en una veintena de residencias en Castilla y León, exige a la Gerencia Territorial de Servicios Sociales que procure la necesaria protección tanto a trabajadores como a usuarios, «este es el momento de la prevención y de evitar contagios en Residencias de Ancianos, Centros de Atención a Minusválidos Psíquicos, centros de menores», explican en su comunicado.

CGT exige el estricto cumplimiento de las medidas que la propia Administración ha impuesto ante la grave situación que estamos atravesando y las consecuencias que ello puede tener para las persona trabajadoras y para la ciudadanía. El fin es evitar contagios en estos centros y para ello es necesario aplicar la prevención, y que el Coronavirus que puedan portar los trabajadores, sin tener conocimiento de ello, no llegue a estos centros tan propensos al contagio y con tan malas perspectivas.

Exigen así prevención, que se garanticen la dotación de los medios en el número y periodicidad precisos y las plantillas necesarias, asegurándose la protección para que el personal socio-sanitario, administrativo, de limpieza, cocina y mantenimiento de los centros dependientes de esa Gerencia, que está trabajando de modo encomiable para la solución del problema y la atención a nuestros mayores, menores y discapacitados, para que pueda trabajar con eficacia y seguridad.

«Hemos comprobado que todo este personal, en muchos casos, no tiene los medios de protección suficientes y se mantiene en una situación de precariedad que afecta tanto a la seguridad de los profesionales como a la de residentes, que son una población de riesgo», comunican desde el sindicato.

«No podemos permitirnos el lujo de esperar a que nuestros trabajadores y usuarios se contagien, es imperativo que se dote a los trabajadores de todo el material y con la periodicidad necesaria para salvaguardar su salud y la de los usuarios a los que atienden», continúa el comunicado de CGT Castilla y León.

De esta manera, exigen que entre las medidas preventivas a adoptar contra el COVID-19, se respeten las necesidades personales de los trabajadores y sean considerados especialmente sensibles a este riesgo en los casos de aquellos que por sus características personales o estado biológico conocido, debido a patologías previas, medicación, trastornos inmunitarios, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares o pulmonares crónicas, embarazo o cualquier otra situación, y se les libere de prestar sus servicios.

Exigen también una política de comunicación clara y organizada para los trabajadores, de manera que se conozca el alcance real de la enfermedad, que muchas veces no se corresponde con la información que vienen recogiendo en los centros de trabajo.

A la vista de todo ello, desde la sección de CGT en la Junta de CyL, han puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo y de la Gerencia de Servicios Sociales estas situaciones para poner fin a la situaciones de riesgo que se pueden producir en unos centros que son proclives a la difusión de esta pandemia.