La Guardia Civil desarticula una “banda” experta en asaltos a máquinas recreativas

0

Redacción.-La Guardia Civil ha detenido, en el marco de la
“Operación WAGBACK”, a A.C.D. de 31 años e investigado a I.L. de 25 años
de edad, como presuntos autores de 13 delitos de robo con fuerza en
establecimientos hosteleros, 2 delitos de robo con intimidación y 9 de robos
de vehículo a motor, 2 de ellos en grado de tentativa.
A finales del pasado mes de agosto, la Comandancia de Burgos detectó un
inusual incremento de asaltos nocturnos a establecimientos hosteleros
ubicados en distintas localidades repartidas por la provincia y limítrofes,
situación que duró hasta el primer tercio del presente mes de noviembre.
A medida que se sucedían los hechos, las inspecciones oculares fueron
aportando datos y confirmando que podría tratarse de un mismo grupo, no
establecido en la provincia, y que con el empleo de la fuerza entraban en los
locales para principalmente forzar las máquinas recreativas y apoderarse del
dinero.
La Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Burgos se
hacía cargo de la investigación, bajo sospecha de la presencia de una banda
itinerante, especializada en este tipo de asaltos.

La investigación llevada a cabo durante estos meses se ha visto
especialmente dificultada, no solo por la identificación de los asaltantes, sino
por su localización, teniendo en cuenta la “itinerancia” de los integrantes que
cambiaban constantemente de domicilio.
Finalmente han sido identificados resultando ser los componentes del grupo
desarticulado por esta misma Unidad en denominada Operación OLDBAG
de la que ya dio debida cuenta esta Comandancia el pasado mes de marzo.
Una vez fuera de prisión han reactivado la banda, siendo detenido días atrás
A.C.D. en Madrid, en tanto que I.L. ha resultado investigado, si bien la
investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.
Modus operandi
Grupo itinerante, extremadamente activo, dotado de cierta organización,
especialización y con la experiencia obtenida de anteriores ilícitos.
Sustraían previamente los vehículos en los que desplazaban para cometer
los robos y utilizaban importantes medidas de seguridad para no ser
detectados.
Actuaban de madrugada y siempre utilizaban las mismas tres marcas y
modelos de turismos para moverse hasta los objetivos, que en una misma
noche podían ser varios y ubicados en distintas provincias.
Elegían un establecimiento hostelero, accedían al interior y sustraían el
dinero de las máquinas recreativas y cualquier otra fuente de ingreso.
Se sospecha actuaban en toda la geografía peninsular y en Europa y se les
vincula, aunque sigue en proceso de investigación, con otros hechos
delictivos cometidos en Castilla y León, Castilla La Mancha, Aragón y
Madrid.