Editorial

5
1221

“Quien mal anda …”

“Quien mal anda, mal acaba” es una sentencia conocida del refranero español que bien puede aplicarse al Partido Popular de Medina del Campo por la trayectoria que ha tenido en la presente legislatura.

Diversos problemas provocaron casi al inicio del presente mandato las dimisiones del cabeza de candidatura y de la tercera en la lista, a las que por diversos motivos, básicamente por desavenencias con la portavoz, siguieron otras dos dimisiones. Y así las cosas, “entre pitos y flautas”, entre renuncias y negativas a tomar posesión de candidatos electos, la lista corrió hasta el número dieciséis de la candidatura, habiendo sido ocho las actas de concejales que obtuvo tal formación política.

El último golpe que ha recibido el grupo municipal popular de la villa ha sido la dimisión de su portavoz, Olga Mohino, que ha arrastrado con ella a otros dos ediles, presumiblemente para iniciar nuevos proyectos concurriendo a las elecciones municipales del 26 de mayo.

Todo apunta a que la sangría que ha experimentado el Partido Popular de Medina del Campo, que también se vio abocado a ser gobernado por una gestora, va llegando a su fin y, en consecuencia, al inicio de una nueva etapa que habrá de llevarle, si las cosas se hacen de forma correcta, al papel de alternativa de gobierno que siempre tuvo.

En la actualidad, el PP local ya cuenta con una dirección y una junta local que podrá o no gustar pero que desarrolla las funciones propias de un partido político sin sobresaltos y con absoluta normalidad. A ello se añade el nombramiento de un candidato a la Alcaldía, elegido democráticamente a tenor de los estatutos del PP, incluso atendiendo las indicaciones de la ejecutiva local que realizó la oportuna propuesta tendente a tal fin.

Es de esperar que, por todo ello, el PP deje atrás unos años aciagos de dimisiones y otros salpicados por la corrupción para situarse en el panorama político local y competir, en igualdad de condiciones, con el otro gran contrincante, el PSOE, además de con las otras candidaturas que poco a poco se van decantando y que, en muchos casos, obedecen a tendencias tradicionales y clásicas, en otros a los denominados “nuevos partidos” que ya no lo son tanto; y hasta otras que surgen del rebote, el revanchismo y las ganas de desbancar a aquellos de los que fueron compañeros, sin darse cuenta de que lo que les interesa a los medinenses son programas que hagan sus vidas más fáciles.

La Voz de Medina y Comarca

5 COMENTARIOS

  1. Os reis de los ciudadanos, periodistas de pueblo. Hablanos algún día del paro en Medina.

  2. Periodismo comprado.
    Ya vais preparando el terreno para ir comiendo el culo a los siguientes en el ayuntamiento, para que os sigan apesebrando.

  3. Esto que defendéis de formal tan sutil… Quiere decir que cambiáis a Teresa por un narcisista de libro. Entonces todo sigue igual para ti. No así para los medinense hartos de de insultos a la inteligencia de las personas.

  4. ¡Que cosas dice el Editorial…!Como bien dice alguien, estos medios van haciendo como las gallinas, cuando empollan, moviendo las plumas para que todos los huevos queden cubiertos y calentitos…que luego ya habrá tiempo de dorar la pildora a quien convenga.Lo que está claro es que no les interesan esos partidos, o grupos, que surgen «… del rebote, el revanchismo y las ganas de desbancar…» No hace falta ser un lince para saber a que se refieren y todo el mundo saben quienes son. Pero, contal de tener unas migajas, se entregan…para que luego les maltraten como hace el editorialista. ¡esto es prensa seria, con mayúsculas!

Comments are closed.