Eutanasia

El Congreso de los Diputados decidió el jueves continuar con la tramitación de la Ley de Eutanasia, rechazando con un “no” rotundo la enmienda a la totalidad presentada por el PP sobre una ley de cuidados paliativos que pretendía frenarla.
Al margen de lo que pueda resultar en el futuro no estaría de más hacer unas reflexiones ya que el debate sobre el tema está abierto.
Desde hace años, un buen número de ciudadanos aboga por una muerte digna en el momento en el que el ser humano, bien por sufrimientos insoportables de enfermedades incurables bien porque ya ha perdido la capacidad de raciocinio en la llamada espalda de la vida, ha dejado de ser lo que fue: un ser racional.
Con motivo de la tramitación de dicha ley entrarán en juego y liza todos los prejuicios educacionales que un buen número de españoles recibieron durante la España del Nacional Catolicismo, las objeciones de conciencia del mundo católico y hasta las posiciones de los partidos políticos que, no avanzando como la sociedad misma, sólo pretenden granjearse o captar un puñado de votos removiendo el miedo de las conciencias.
Pero al margen de creencias, disquisiciones y posturas de unos y otros, debe quedar claro que la libertad individual de cada uno es cosa suya, por lo que la futura ley deberá regular al milímetro quién puede, cómo debe y en qué circunstancias puede tomar la decisión, salvaguardando también el libre albedrío del facultativo para tal práctica ya que la objeción de conciencia afecta en el mismo grado al quien decide morir por voluntad propia y a quien debe allanarle el camino para ello.
Con motivo de la Ley de Eutanasia vuelven a la palestra una situación y un debate similares a los de la Ley del Aborto, ya que, tras la regulación, la decisión será personal en cada caso y nadie, en nombre de una creencia o de un prejuicio, está capacitado para imponer a otro ser humano su postura. Y ahí está el busilis de la cuestión, ya que incluso aun no siendo partidario de la eutanasia por las razones que sea ha de respetarse la voluntad de quien a ella quiera someterse, ya que en la ausencia de imposiciones y en el respeto a las decisiones de los demás, añadiendo a tales la llamada seguridad jurídica, está la esencia de la libertad en su estado puro, esa que debería emanar de la calidad democrática de un país que, como España, tiene aún mucho camino por recorrer despojándose de prejuicios y tics autoritarios tendentes a imponer la mal llamada razón sobre las auténticas razones de las conciencias individuales.

La Voz de Medina y Comarca

7 COMENTARIOS

  1. Isaak Ázimo. ( Historiador, Profesor de bioquímica, Escritor) poco antes de morir escribió: Ningún ser humano decente, permitiría que un animal sufriera sin poner fin a sus males. Sólo con los seres humanos, son éstos tan crueles, como para permitirles seguir viviendo en el dolor, en la desesperanza, como un muerto viviente, sin hacer un gesto para ayudarles.

  2. solana hablanos de la demanda de la alcaldesa a Mol cuentanos que tal va el tema esta sra va a colapsar el juzgado

  3. Pues Mol bien que callaba con Chencho y compañía, supongo que ese silencio no tendría nada que ver con la financiación de los “Medina Sonora” en los que el manejaba a su antojo el presupuesto.

  4. Mol fue elegido democráticamente en las elecciones de Gana Medina.
    Mol tuvo una remuneración mensual pactada con el PSOE para mantener en la alcaldía a Teresa López.
    Mol dimitió muy dignamente, por la soberbia de Teresa López, en su persecución a la música en directo.
    Mol ha sido fiel a sus principios y ahora le critica la alcaldesa y su cuadrilla por decir la verdad.
    Para morirse de risa el comentario anterior.

  5. Alberto tienes todo mi apoyo. Sigue defendiendo la música en directo, que es parte de nuestra cultura. No es cultura solamente la inauguración de la semana de cine en el círculo de bellas artes en Madrid.
    Para mi es más cultural los conciertos que hacéis los fines de semana.
    Sigue en la lucha.

  6. No tiene absolutamente ningún sentido, no encuentro la palabra correcta, la prohibición ( quizás sea no favorecer, entorpecer, censurar…) de los espéctaculos musicales en los bares de copas en directo en Medina del Campo. Siempre que sean a unas horas prudenciales, es mayor la aportación que realizan al ocio de los ciudadanos y al negocio, de unos hosteleros que se lo curran, que los perjuicios que puede ocasionar un espectáculo de este tipo a las 21 00 o las 22 00 horas.
    Tampoco creo que la justificación de estas medidas, que se están tomando en Medina del Campo, sean unas normas de la Junta de Castilla y León, quizás un exceso de celo por parte de algún policía municipal, o una mala dirección de la concejalía correspondiente ( y por consiguiente de alcadía ).

  7. persecucion contra la noche medinense lo de la musica una verguenza y lo de los horarios de cierre para los bares de los jovenes a los de la plaza y la plaza segovia que tambien tienen horarios no los cierran las terrazas y no cumplen sus horarios lo de la junta de castilla y leon es un invento de la de mojados

Comments are closed.