Editorial

1
755

Nacional de Galgos en Campo

 

Una perra castellanoleonesa, Malú de Villadiezma; y otra andaluza, Milana de Pachichi, disputarán hoy en la localidad abulense de Madrigal de las Altas Torres el octogésimo Campeonato Nacional de Galgos en Campo- Copa de su Majestad El Rey, en medio de una enorme afición y, lo que es más importante para la economía de dicho municipio y de la zona, con una ingente afluencia de público que, al igual que en las jornadas precedentes del campeonato, inundará la misma.
Como todo lo relacionado con el mundo animal, el Nacional de Galgos tiene sus defensores y detractores; aunque lo que es innegable es la capacidad de atracción de gente que el mismo ejerce. Y no sólo son aficionados al mundo del galgo de zonas limítrofes sino de toda España, con lo que, en esta ocasión, el nombre de Madrigal de las Altas Torres tiene una repercusión mediática indiscutible al sonar dicho nombre por todas partes y en todos los medios de comunicación que se hacen eco del evento que, a la postre, son todos.
Esta publicidad gratuita, unida a los índices de ocupación de las plazas hoteleras y al negocio que, sin duda alguna, realizan los bares y restaurantes del lugar donde se celebra el Nacional de Galgos, hace que los municipios con correderos adecuados y liebres duras y de calidad, como son las castellanas, se disputen el honor de ser la sede de un Nacional de Galgos.
En nuestra zona, consiguieron erigirse como sede del Campeonato las localidades de Medina del Campo y Nava del Rey, en varias ocasiones, así como Ataquines, en una de ellas. A dichos municipios se suma también madrigal de las Altas Torres que, sin pertenecer a la provincia de Valladolid, por su cercanía a la misma hace que los efectos económicos que llegan de la mano del Nacional se noten.
Por todo ello es necesario que los Ayuntamientos de la zona sigan apostando, con el fin de potenciar los negocios hosteleros y otros, por acoger en años sucesivos la Copa de su Majestad El Rey de Galgos en Campo, ya que con muy poca inversión por parte de los municipios y con un gran trabajo por parte de las asociaciones galgeras para conseguir que haya liebres, ayudando a erradicar el furtivismo, se consigue reactivar la economía de la zona al tiempo que el nombre de los municipios que se erigen como sedes obtienen una campaña publicitaria gratuita incuantificable en cuanto a euros como incuantificable es también el beneficio que llega de la mano de la misma y del propio mundo del galgo.

La Voz de Medina y Comarca

1 COMENTARIO

Comments are closed.