El Pabellón Barrientos sin puertas que aseguren la intimidad de sus usuarios

4

Redacción.- Los recortes en Medina del Campo han llegado hasta el Pabellón Barrientos. Parece ser que una de las medidas que se han tomado es ahorrar en puertas, la intimidad es un concepto sobrevalorado en esta villa y había que frenar tantos lujos a la hora de hacer deporte. Es curioso como aquellas mujeres que quieran ir al baño de este Pabellón, deben de tener pocos escrúpulos cuando quieran cambiar el agua del canario u realizar otras acciones que requieran intimidad, lo que viene siendo una puerta que impida que las personas que están fuera vean lo que están haciendo las que están dentro. Por favor, analicen las necesidades básicas que no se cumplan en este tipo de edificios, que utilizamos todos de forma saludable y entretenida.

4 COMENTARIOS

  1. Quien lo tiene que moderar, existe una cosa que es libertad de expresión o eso ya no se usa en estos tiempos

  2. Pues yo que he estado trabajando en los polideportivos municipales de Madrid siempre he defendido el que no haya puertas en los vestuarios, tan solo en el femenino una o dos cabinas para uso de mujeres con algún problema hormonal, pero vestirse en un polideportivo dura un abrir y cerrar de ojos a no ser que vayas a otra cosa, me he dedicado al atletismo durante mas de 40 años, y me he tenido que cambiar de ropa hasta detrás de unas zarzas, y además en vestuarios multitudinarios, no lo siguiente, como en el parque sindical de Madrid de que por cierto yo también tenia responsabilidades, mirar con puertas, recuerdo una vez en el polideportivo de San Bolas, que a la hora de la clase llego una señora que no encontraba a su hilo de unos 7 años y después de buscarle por todos los sitios y los socorristas buceando por el fondo de la piscina, apareció en una salita que utilizaban los profes para reunirse y es que el niño iba obligado y no le gustaba la natación y nos dio un susto mayúsculo, no le encontramos nosotros, le encontraron las alumnas de equipo de gimnasia deportiva y además las más. Pequeñitas, fuera puertas por tanto.

Comments are closed.