Medina del Campo: Antes de ser herido, el dueño del «Café olé» sufrió varios intentos de apuñalamiento con una faca de hoja negra y cachas azules

22
13777
Puerta del Café olé. A la derecha, ventana de la contigua churrería Apolo, ambos establecimientos ubicados en el inmueble donde San Juan de la Cruz cantó su primera misa.

Redacción.- El titular de la Churrería “Apolo”, que responde al nombre de “Goyo”, ubicada en la Plaza del Carmen, entró a las 23.00 horas del miércoles en “Café olé”, de la contigua Ronda de Santa Ana, profiriendo presumiblemente gritos al propietario de éste, Angel Gil Marcos, diciéndole que “Sal de la barra, hijo de puta, que te voy a matar”. Tras pedir al intruso que se tranquilizara, éste, sin testigos en el establecimiento, volvió a proferir presumiblemente frases similares al tiempo que entró en la barra y sacó de la cazadora una navaja, con “cachas azules y hoja negra”, con la que “realizó varios intentos de apuñalamiento” contra Gil Marcos, alcanzándole finalmente antebrazo derecho.
Según consta literalmente en la denuncia, el presunto agresor, una vez inferida la navajada en el brazo de Marcos abandonó el “Café olé” diciendo a su propietario “ya te pillaré”.
Todo ello, según la denuncia, podría estar motivado por el horario de apertura del “Café olé”, actualmente a las 6 de la mañana, unas circunstancia que podría haber “sensibilizado” al agresor, con el que “nunca he mantenido ninguna conversación”, aseguró Gil Marcos. Un aserto que consta también en la denuncia, al igual que la disquisición sobre el tema de los horarios en las redes sociales durante los últimos días.
Gil Marcos fue conducido al Hospital Comarcal donde, según consta en el parte médico anexo a la enuncia, fue atendido aplicándole 6 puntos de sutura en el antebrazo derecho.
El agresor fue conducido a Comisaría, en calidad de detenido, para su puesta a disposición de la autoridad judicial.
Ayer, ambos establecimientos permanecían cerrados.

22 COMENTARIOS

  1. Por favor a quien corresponda en redacción:
    Os ruego que dejéis de dar vueltas a la noticia ya que se encuentra pendiente de juicio y no me hace falta que se den más detalles al respecto, el día del juicio ya se aclarará todo.
    Físicamente estoy tocado, pero anímicamente estoy peor porque odio ser «trending topic» y odio estar en primera plana mediática.
    Sólo decir que, independientemente del horario que eliga un establecimiento (dentro del horario legalmente estipulado), esto es una decisión personal que debe ser respetada y creo nunca debe ser motivo para ser agredido, pero reitero que esto será un juez el que lo determine.
    Por lo tanto a quien corresponda le pido por favor que elimine o modifique esta noticia.

    Gracias de antemano.

  2. Sería recomendable en efecto una prudencia a la hora de publicar y dar tanta atención a un conflicto en el que solo existe una versión, en este caso la del denunciante. Y encuentro varios motivos para ello. Por una parte, como se expone en la noticia no existen testigos, y a lo unico a lo que hace referencia el articulo es a la denuncia. Por otra, no creo conveniente para ninguna de las dos partes, propietarias de sendos negocios que se den tantos detalles y tanta difusion a un altercado que a fin de cuentas, no ha sido aclarado judicialmente.
    En todo caso, me gustaria conocer la versión de la otra parte, pues en una denuncia no se recoge mas alla de la versión de la supuesta víctima. Que se ha producido la agresión es claro, sin embargo, aclarar las circunstancias es precisamente en lo que se basa el periodismo, no tan solo en describir un hecho.
    Si de verdad interesa tanto este hecho, hagan ustedes periodismo y no simplemente difundan una denuncia. Estan ustedes perjudicando a dos negocios de la villa, y en general, dando una imagen mala imagen de Medina en general. Si quieren informar, hagánlo bien.

    • No hablo de censura, pero si de terminar con la desinformación que supone el mal periodismo. En este caso han dado nombres, lo cual es más grave cuando hablamos de dos personas de una villa en la que nos conocemos todos.
      En este caso si que he visto las heridas del agredido, y por ello lo doy como un hecho, ahora bien, conozco a ambas personas y no me resulta creíble por completo la versión del agredido.

      En primer lugar, me consta de que el agredido lleva difamando a través de las redes sociales contra el agredido, cosa que no justifica en ningún caso una agresión. En segundo, es presuntamente por todos conocido el presunto consumo de sustancias de ilegal consumo en bares y que varias veces ha ido la policía a dicho local por no respetar los horarios de apertura, y dicho propietario presuntamente usar la treta de cerrar a cal y canto el local hasta que la policía abandonaba el lugar.

      En todo caso, aunque se ha producido una agresión, hecho muy grave e injustificable, vuelvo a repetir , solo se ha dado la versión de una parte, sin dejarse defender a la otra y exponiéndola al escarnio público sin dar la oportunidad de replica o defensa. Y si es condenable la agresión física y si lo condeno por ello, también condeno otros tipos de agresiones, como en este caso, la proferida por la prensa y el mal periodismo.
      Por que el periodismo libre no supone decir lo que se quiera, sino seguir una ética periodística y tener una cierta profesionalidad, cosa que en este artículo y en la manera de tratar el caso se ha demostrado que este periódico carece. Y desde el momento en que se ha dado el nombre de el agresor sin darle oportunidad de defenderse, este periódico ha demostrado o bien tener una mala ética o bien muy poca profesionalidad. Por una parte, no informando de manera correcta al lector, y por otra, dando una información sesgada y dando prácticamente un veredicto sobre el caso al dar una información incompleta, con el perjuicio que supone sobre una o incluso ambas partes.

      Tenga usted muy buenas tardes.

  3. Y digo yo que si no habïa testigos, como se conocen tantos detalles del suceso si el «agredido» dice que no quiere que se de la noticia, de verdad que no lo entiendo

  4. ¡Hala, hala, a criminalizar al personal ! Si esto no es tremendismo, amarillismo o sensacionalismo, que venga Dios y lo vea. Y ¿ que me dicen del titular? Cierras los ojos y estás viendo a bandoleros de Sierra Morena de tiempos pasados, afortunadamente. No tiene precio: apuñalamiento, faca, cachas azules, hoja negra…¡en fin!
    Una forma de hacer ¿ periodismo? más vieja que la orilla del rio.Claro que igual es que no hay otras noticias…o no saben buscarlas, pero, para decir estas cosas, mejor calladitos.

  5. Vaya manera de usar las redes sociales que tienen algunos, primero escriben cosas y luego las borran, luego dando penita y despues contando a u
    n periodista lo que vio en una pelicula de la 3. Esto me recuerda a un hecho que paso hace unos años: zidane a punto de jubilarse dio un cabezazo a un personaje llamado materazzi por decirle noseque de su familia. Zidane sigue siendo un idolo de masas y el otro …? Kien era el otro?

  6. Por cierto me gustaria que me dijera alguien lo que se puede y no se puede hacer en los bares de eso de fumar y demas cosas ilegales, es que entrando en algunos bares y servicios de los bares no me queda muy claro lo que se puede y no. Porque claro los dueños de los bares no saben lo que pasa en sus baños no?

    • Tiene pinta de que ha sido uno de los dos implicados, yo apostaría por el denunciante por que tiene pinta de ser un calco de la denuncia, aunque no queda muy claro, dado que a su vez no parece que exista tanto atención en la prensa del caso.

  7. ¿Por qué nadie se pregunta de dónde saca este diario las informaciones de otros sucesos?. Sólo con mirar otras noticias, por ejemplo cuando detienen a X por tráfico de drogas, es obvio que quien informa no es el detenido. Siempre la información proviene del atestado y ¿cómo acceden a él? Pues esa es la labor del periodista y éste nunca revelará las fuentes.

    Por otro lado, es cierto que se dirimirá en juicio (si se llega a él), pero este medio sólo informa sobre lo que consta en una denuncia, no da, o al menos no debe dar, los hechos como ciertos.

    Y nadie debemos darlos como ciertos, pues sólo saben la verdad los protagonistas.

Comments are closed.