Editorial

0

Semana Renacentista

Todo está ya casi preparado para el inicio de la Semana Renacentista de Medina del Campo cuyo comienzo está previsto para el jueves. Un buen número de medinenses, unos 4.000 en total, ya han procurado tener los trajes a punto, planchados y prestos para vestirlos en el momento adecuado; las asociaciones colaboradoras que despliegan sus actividades a lo largo de dichos días dan ya también los últimos retoques; y hasta las calles y plazas han comenzado a ambientarse con colgaduras y reposteros.
Por supuesto que la programación que ha coordinado el Ayuntamiento ya está ultimada e incluso los programas de mano que anuncian todo tipo de eventos se reparten estos días casa por casa.
Ahora solo falta ya que el tiempo acompañe en esos días, ya que sería el único elemento que podría deslucir esta celebración multitudinaria, fruto de la ilusión colectiva de los medinenses, que finalmente han encontrado un blanco de diana para desarrollar sus actividades de forma coordinada y con un fin más que útil: divertirse y promocionar Medina del Campo a través de un evento que surgió por iniciativa municipal en la pasada legislatura.
La programación es amplia, con recreaciones históricas, exposiciones, desfiles, espectáculos audiovisuales que el año pasado fueron muy bien acogidos por el público al ser completamente novedosos en la villa y un sinfín de actividades que podrán satisfacer los gustos de todos y cada uno de los medinenses que, participantes o no, conceptúan la Semana Renacentista, al igual que las fiestas patronales, como un factor diferencial de la villa, suyo y propio.
Ahora ya llegarán unos días de silencio, en las jornadas del lunes, martes y miércoles, a la espera de que la eclosión de ese germen renacentista, que a todos gusta, se produzca en la tarde del jueves.
A no olvidar que en los actos previstos se incluye también la conmemoración de la Quema de Medina, un acontecimiento histórico del que la villa salió mal parada aunque dejó constancia de que la libertad en aquellos años del siglo XVI formaba parte consustancial del carácter castellano. Y desde entonces, hay que decirlo, en ese aspecto Castilla no ha levantado cabeza.
Por todo ello, enhorabuena de antemano a los organizadores del evento y felicitaciones a aquellos que nos recuerdan el hecho histórico de la Quema de Medina, uno de los más singulares de la Guerra de las Comunidades.

La Voz de Medina y Comarca