Restaurantes con setas de primero, segundo y postre en la zona sur de Valladolid

0
352

Solana.- Que la micología está de moda es algo conocido por todos. Tal es así que, para promocionar la cultura y la degustación de setas bajo las formas más variadas de presentación y elaboración culinaria, la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León auspicia, entre el 2 y el 14 de noviembre, las IX Jornadas “Buscasetas”, una iniciativa merced a la cual 8 establecimientos hosteleros de la zona sur, 43 de la provincia de Valladolid y 200 de toda la comunidad ofrecerán menús degustación en los que las setas estarán presentes en la totalidad de los platos que los configuran,   desde los entrantes hasta los mismos postres.

Los restaurantes de la zona que participan en esta iniciativa, en la que también colabora la delegación castellanoleonesa de la Asociación Internacional de Cocineros “Euro-toques” son, en Olmedo, “El Caballero de Olmedo” y el Balneario “Villa de Olmedo”; en Medina del Campo, el Restaurante-Bar Madrid y el Hotel “Villa de Ferias”; en El Campillo, “La Parrilla de las Salinas”; en Matapozuelos, “La Botica”; y en Tordesillas, el Hotel “El Montico” y el Parador Nacional.

Imposible describir de forma prolija y con palabras la oferta que van a realizar dichos restaurantes, ya que los menús-degustación diseñados para la ocasión son amplios; pero no está de más avanzar algunos de los platos de los mismos para que sean aquellos que deseen regalarse el paladar con manjares a base de setas quienes descubran dónde se ofrecen.

A modo de ejemplo, como entrante, uno de los restaurantes de la zona ofrece una “Terrina de níscalos con foie, orujo de miel y rabanitos gratinados”, mientras otro se decanta por una “Tosta de seta de cardo con tomate confitado y gratinado con  queso de Pollos”.

Hablando de pescados, es sugerente una “Merluza rellena de níscalos con piñones a la naranja” o, por qué no, unos “Chipirones rellenos de senderuelas con vieira caramelizada y hongos en escabeche”, e incluso un plato más sencillo y clásico a base de “Chipirones salteados con boletus y trigueros”.

Otro tanto acontece con las carnes. Y sirvan a modo de ejemplo una “Mousse de pichón con crema de avellanas y trufa de Soria”; una “Perdiz escabechada, templada con gratin de setas en vinagre”; o un “Solomillo de buey albardado en caesareas secas con pimiento asado de El Bierzo, apio en tempura, olivas negras y arroz frito”.

Y como no hay una buena comida sin un postre acorde, la oferta de los restaurantes de la zona de Medina y de Tordesillas va desde una “Leche frita con mermelada de piel azul” a un “Helado de rebozuelo con granizado de abedul y bizcocho a modo de musgo”, pasando por un “Flan de queso con gominolas de setas de cardo e higos caramelizados”.

La oferta, en definitiva, es amplia y, aunque cada comensal sabe casi siempre de antemano a qué mesa sentarse, en esta ocasión y hablando de setas bien puede concurrir a cualquiera de los restaurantes de la zona que participan en esta iniciativa, con la certeza descubrir en cualquiera de ellos un santuario en el que la seta, además de recibir el culto que se merece, va a satisfacer su paladar, por imaginativo y exigente que sea el mismo.