¡Feliz Navidad!

2

Editorial 22 de diciembre de 2007
Cuando este medio de comunicación llegue hoy a sus casas,
seguro que muchos de ustedes, queridos lectores,
estarán siguiendo por la Primera de
Televisión Española el Sorteo de la
Lotería de Navidad. Y la verdad es que
con el mismo se desencadena una ilusión,
y casi un frenesí, por saber qué ha podido
tocar a todos y cada uno de nosotros,
aspirando, como siempre, a tener en el
bolsillo un décimo, o al menos una participación
del Gordo, conformándonos,
finalmente, como mucho con una Pedrea.
Después vendrá la alegría de los agraciados
y el sosiego de los que no lo han
sido tanto; aunque a todos nos unirá un
factor común: la Navidad y ese espíritu de
paz, concordia y de vivencias en familia
que impera siempre tanto en España como
en otros países con ideología cristiana
profundamente arraigada.
Por tal motivo, este semanario quiere
sumarse a ese espíritu navideño de todo
corazón, dejando de lado, al menos por
una semana, aquellos temas que suscitan
cualquier tipo de polémica, especialmente
en las líneas de este editorial.
Dejemos atrás odios, rencores, rencillas
e imbuyámonos en la Navidad de forma
plena para compartir esperanzas e ilusiones
de un futuro mejor con todos, alegrías
y sonrisas, buen mantel y buenas
viandas sobre la mesa e, incluso, añoranzas.
Y es que no hay que olvidar que estas
fechas siempre son propicias para evocar
a aquellos vecinos, familiares, amigos, y
por qué no decirlo lectores-suscriptores,
que un día se fueron y que ya no podrán
compartir con todos nosotros estos
momentos de felicidad.
Tampoco hay que olvidar que el espíritu
navideño y todos los actos que de él
derivan, especialmente esa llegada de los
Reyes Magos de Oriente que se producirá
el día 6, sufran en estos años más ataques
que nunca al ser desplazados por creyentes
y no creyentes y al ser sustituidos por
otras tradiciones que no son propias de
nuestra idiosincrasia: es Papá Noel.
Desde este editorial, y al margen de lo
que cada cual quiera pensar en libertad,
apostamos por las tradiciones seculares de
España, por nuestros Reyes Magos y por
todo lo que es inherente a nuestra cultura
y carácter. No podía ser de otra manera,
ya que desde este semanario, suyo y nuestro,
es una obligación defender lo que nos
toca de más cerca.
En ese espíritu de concordia, de amistad
y de todos cuantos sustantivos abstractos
puedan existir, de todo corazón,
deseamos a nuestros lectores, e incluso a
quienes no lo son más que para censurarnos
o criticarnos, una ¡Feliz Navidad!. Y
que el cielo nos reparta suerte desde esa
estrella que guía al Oriente.
LA VOZ DE MEDINA Y COMARCA

Comments are closed.