Solar inedificable conocido durante años como Plaza Mayor.

Redacción.- Tras más de treinta años peleando para que Rueda tuviera una Plaza Mayor de propiedad municipal, la alcaldesa de Rueda, la socialista Dolores Mayo, se sacó el jueves “esa espina clavada que hemos tenido todos los alcaldes del municipio”, al conseguir que el solar denominado popularmente Plaza Mayor pasase a engrosar el patrimonio municipal.
Para ello, tras numerosos vicisitudes, el jueves se suscribieron las actas de ocupación del proceso de expropiación y se procedió a abonar a los propietarios las cantidades estipuladas en la tasación encargada a tal efecto.
Tras la firma del acta de ocupación se procedió a la firma del acta de pago, que afecta a dos titulares diferentes: uno, de carácter colectivo y mancomunado, por importe de 20.022 euros, sin ningún tipo de alegación; y otra, relativo a dos parcelas, ambas pertenecientes al mismo propietario, por importe de 39.880 euros y 10.119 euros, respectivamente, que han sido abonados hoy por transferencia bancaria, tras facilitar el número de cuenta el propietario de las dos últimas parcelas, quien dejó constancia en el documento suscrito de su “disconformidad” en cuanto a la cuantía en la que habían sido tasadas las parcelas, así como sobre determinadas servidumbres de luz relativas a tres ventanas y a una puerta, según informaron fuentes del Ayuntamiento de Rueda, que presume, a tenor de las alegaciones, un pleito de reclamación de cuantía a tenor de tasaciones de precios contradictorios.
En conjunto, las cantidades abonadas para adquirir la Plaza Mayor han supuesto 70.021 euros al erario municipal.

Haral horizontal