José Sarrión, procurador regional de IU.

Solana.- A instancias de Gana Medina, el procurador regional de Izquierda Unida (IU-Equo). José Sarrión Andaluz, ha presentado a la mesa de las Cortes de Castilla y León varias enmiendas al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2018 que afectan, de una u otra manera, a Medina del Campo por un importe total de 1.771.000 euros.
En lo que se refiere a enmiendas estrictamente locales figura, en primer lugar, la reforma del campo de fútbol “Diego Carbajosa”, por importe de 100.000 euros, con los que se completaría la inversión realizada por la Junta con la instalación de la cubierta y otros elementos de las instalaciones.
Más información en “La Voz de Medina y Comarca”.

Haral horizontal

5 COMENTARIOS

  1. Si este fuera un medio serio incitaría a la repugnancia, pero como es lo que es pues lo que incita es al cachondeo.
    Qué tiempos aquellos en que Izquierda Unida con cualquiera de sus trajes de temporada, no era bien vista por la redacción. Les molestaba mucho el uso de un expositor, o donde pusieran las casetas, o cómo y dónde contaban los votos….
    Ahora no. Se ve que estando la alcaldesa oteando otros rumbos, hay que “barraganarse” a quien más caliente. Tal fuera como con otros ediles que a la larga acabaron con otras contiendas. (Según pasen los años quizá merezcan recreaciones históricas).
    Pues nada, a ver si hay suerte, y este señor de pose altiva de la foto y sus huestes secretariales consiguen más dinero para Medina o para algo que la afecte “de alguna u otra manera”.

  2. Créame UD que firmé aquella noticia y volvería a hacerlo mil veces si aconteciera algo similar. Entonces y ahora nada ha cambiado en el ánimo de la redacción, salvo la firma de UD al que ya consideramos como de la casa como consecuencia de los más de 1.500 comentarios que ha enviado a lo largo de estos años. Eso sí, unas veces firmando como Vd, otras como Jhon Doe, otras como “hablar por hablar” o como Pepi. Profundamente agradecidos por sus colaboraciones digitales, nos gustaría que, con nombre y apellidos, enviase o trajese a la redacción algún artículo de opinión que muy gustosos publicaríamos, dándole así a Ud la alternativa como colaborador serio.

  3. Apreciado “Sr. D. Solana”. La verdad es que nunca defrauda. Es cierto que pocas veces complace, pero no defrauda.
    Agradecerle primero que rompa su norma de no contestar en los comentarios, honor que recibo. Creo que ya es la segunda o tercera vez que provoco tamaña incoherencia.
    Para mi solaz, más aplaudo que una vez más no acierte. Repase sus apuntes de informática, asesórese mejor o reporte fallo a quien le referencie las “ips”. Pídoles disculpas a los señores John, Pepi y demás porque les confundan su estilo breve, ágil y directo con mi gramática alambicada y extensa, y sí, no se corten….repetidas veces pedante. Pero bueno si este medio, que me considera de la casa, cree que así impugna o anula el argumento, pues están en su derecho.
    En referencia a su simpática propuesta de colaboración….pues si están faltos de contenidos dígamelo y desinteresadamente les hago llegar algo; que sin duda cualquier cosa tendrá cabida en su medio. Lástima que no me seduzca lo de tener que presentarnos, pero seguro que podremos encontrar la manera satisfactoria para ambos, de que yo mantenga mi poco serio anonimato, y usted su sueldo.
    Además así también podremos honrar la extensa tradición de escribir bajo seudónimo. Repetida ya no solo en la historia del periodismo en español, sino también, por ejemplo, en la última columna de su edición en papel.

  4. Ud. muerde sin abrir la boca. En cuanto a los IPs tengo que callar para evitar conflictos con la Ley de protección de datos. Lo de la última columna, la misma no es anónima ya que su autor es conocido y por el correo electrónico, si usted conoce al personal de la casa, es perfectamente identificable ya que así se llama.
    Harina de otro costal es en los periodos vacacionales, ya que Clotilde D’Aubisson, que sustituye a don Rodrigo V. sí es un seudónimo.
    La forma, porque en el fondo me gusta su estilo literario, de hacer llegar los escritos es sencilla: el correo electrónico de “La Voz”, con la certeza de que si no incurre en alguna figura contemplada en el Código Penal serán publicados.
    Doy por sentado, dada su versatilidad, que Ud. posee más de una cuenta de correo electrónico desde la que poder enviarnos sus escritos, simple con el mismo seudónimo y la misma cuenta.
    Brevedad le ruego, amigo, ya que los espacios de colaboraciones suelen ser limitados por razones tan obvias como otros compromisos o la inserción de esquelas, en Tribuna, que es el espacio que le ofrezco.
    A la espera de sus noticias y consciente de que no le seduce que nos conozcamos – aunque usted a mí seguro que me conoce – acaricio la esperanza de obtener de Ud. la remisión de un primer artículo de opinión. A ser posible, siempre, en lunes o martes con el fin de insertar el mismo en página.
    P.D. A propósito, al considerarle de la casa no intenté anular su argumento, ya que eso sería un sofisma bastante burdo. También, y poniéndome a su nivel de ente malpensado, “cualquier cosa” no tiene cabida en este medio.

  5. Abrir esta página y encontrarme otra vez con el honor de su atención… sorpresas de la vida.
    Es curioso cómo da por sentado muchas cosas, rasgo que a mi entender no ha de ser adorno en un reputado periodista. Me crea o no, y sintiendo no apoyar su vanidad, no le conozco; ni tan siquiera de vista, por lo que no podría reconocerle si llegara el caso. Es más, le tenía confundido con su compañero Serrano.
    Sigo entre receloso y halagado ante su insistente invitación. Como ente malpensado con que me tilda, en cuanto acabe de repasar el código penal, le haré llegar alguna cosa, ya que no cualquiera, que facilite su esperanza de que, si no esquelas o compromisos, alguien ayude a llenar de contenido su misión.
    Por último comentarle que ha errado la inferencia de invalidez del argumento por el hecho de que ustedes me consideren de la casa. Comparto lo tosco en su postdata, porque aún siendo retorcidos, imagino que de todos quienes colaboran en su casa, alguien tendrá argumentos válidos.
    Mi razonamiento propone, que no por que hubiese distintos seudónimos, que insisto,no es el caso; no decrece el asombro frente a las bandadas hacia quien ostenta el poder.
    Y no pretendo aburrir más. Muchas gracias por la refinada contienda. Entre artículo y articulo de mi repaso al código penal maduraré en su apreciación de la boca y el mordisco. Dudo si cree si pico u hocico. Al principio lo tomé como un halago.
    Suerte en sus conflictos con la leyes.

Comments are closed.