Gastronomía

Que en Medina del Campo la gastronomía está generando un buen número de puestos de trabajo es algo que nadie puede negar, ya que en los últimos tiempos sus contrataciones condicionan en cierta medida la estadística mensual del paro de la villa en el sector Servicios.
Las razones de tal comportamiento de la Hostelería no son otras que la posibilidad de negocio en función de la masiva afluencia de gente con motivo de algunos de los eventos que se desarrollan a lo largo del año en Medina del Campo y las visitas a los inmuebles históricos y a los centros de interpretación, que han hecho que Medina está de moda; y, por qué no decirlo, la actual y recientemente implantada costumbre de salir a cenar, especialmente en las noches previas a las jornadas festivas y a comer en éstas por parte e los medinenses, amén de “salir de vinos”, con pincho incluido, naturalmente.
A ello no es ajena la labor de la Asociación Gremial de Hosteleros que en los pasados días ha cuajado en una nueva edición de “Llamativos” y “Llamatonic”; pero hay que reconocer que, tras muchos años de reivindicaciones, por fin los hosteleros, de forma individual, han encontrado en el llamado “menú del día” una fuente de ingresos en plena época de crisis, luchando para mantener sus negocios con precios muy competitivos y una excelente calidad de los platos que sacan a sus mesas.Y es que no es lo mismo visitar Medina una familia de cinco componentes y rematar la jornada con una comida de las denominadas “de sablazo”, que comer bien, de forma variada y con calidad y abonar por tal servicio una cantidad adecuada.
Por todo ello, los hosteleros de Medina, en épocas denostados por sus precios, hoy bien merecen un reconocimiento por haber sabido adaptarse a las modas del país y estar a la altura de las circunstancias, ofreciendo mucho y recibiendo lo justo, que en las distancias cortas del beneficio y en el movimiento incesante de la cocina está el futuro.
La moda es la moda y los hosteleros de la villa, aprovechando la misma, inmersa en el culto a la cocina que han auspiciado programas televisivos como MasterChef, han sabido seguir la corriente imperante en el resto de España sin mirar eternamente a un pasado que si fue glorioso nada tiene que ver, en su forma de actuar, con un presente fructífero y con un futuro ilusionante que llegará, nadie lo dude, de la mano de los buenos productos bien cocinados y ofrecidos a los precios que los turistas y los españoles del siglo XXI pueden costearse.
La Voz de Medina y Comarca

Pellets

3 COMENTARIOS

  1. Señor de la Voz de Medina, me estaba gustando su artículo, hasta que en el último párrafo se vino usted arriba haciendo de pitonisa, pero bueno siempre es bueno ser optimistas.
    Yo que ya tengo una edad, y he vivido la época del chateo a palo seco (o sea sin tapa ni nada de nada) solo el chato de vino pelado, cuando se pagaba en pesetas (bendita moneda).
    Los tiempos han cambiado, si ahora la gente entra en los bares y piden una marca de vino determinada, o una cerveza de una marca en concreto, y como eso lo tienen en todos los bares, pues la diferencia está en esa tapa que te ponen para acompañar ese vinito que pediste.
    Conozco bares y restaurantes que aciertas horas están llenos de gente y otros vacios, dependiendo de la tapa que te ponen con la caña o el vino.

  2. Llamativos y Llamatonic. se desarrolla en 4 dias , de los cuales uno el de diario puro y duro, ademas de que algunos participantes estaban cerrados el jueves (descanso laboral), los domingos por la tarde-noche medina esta desierta con lo que limitamos a viernes tarde, sabado y domingo mañana.
    ¿cuantos pinchos se puede puedo tomar una personal normal en ese periodo? y no digamos gintonics.
    Me parece que esto es mas humo que otra cosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here