Redacción.- La Junta de Explotación del Alto Duero, a la que han asistido también como invitados las comunidades de regantes del Alto Duero, en la que se han tratado las posibilidades legales que ofrece la Ley de Aguas en cuanto a cesiones de derechos ha concluido sin acuerdo de cesión, por parte del Alto Duero, a las cuatro comunidades de Bajo Duero que, tras haber agotado su dotación de campaña, demandaban dos hectómetros cúbicos para un último riego a sus fincas.
En el encuentro, de carácter informativo y que se ha prolongado durante hora y media, ha contado con la presencia de representantes de las comunidades de Bajo Duero, tanto las que demandaban una aportación mayor de agua como las que no lo hacían. Cabe recordar que la cesión era solicitada por una serie de regantes de cuatro comunidades del Bajo Duero en Valladolid: Castronuño, Pollos, Tordesillas y Simancas-Geria-Villamarciel, que suman unas 4.300 hectáreas del total de 20.000 hectáreas que comprenden la zona del Bajo Duero.

Inmomedina genérico