Redacción.- El proyecto de presupuestos de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León para el año 2017 asciende a 3.477.222.563 euros, lo que supone un incremento del 5,37% respecto al de 2016. Así, la sanidad pública dispondrá del 43,4% de los créditos disponibles por todas las consejerías de la Junta y destinará 1.467 euros por tarjeta sanitaria, lo que supone un máximo histórico en la cuantía por habitante, que supone casi un 6% más que en 2016 y un 3,4% más que el anterior máximo histórico –registrado en 2010, con un presupuesto por habitante de 1.419 euros-.

En esta ocasión, el Gobierno autonómico destina a las consejerías sociales el 87% de los recursos autónomos no financieros –el 80% del total del gasto no financiero de las consejerías-, con un incremento de 302 millones de euros para las tres consejerías sociales.

 

Inmomedina genérico