Semana Santa

Con la Procesión de Nuestra Señora de las Angustias, Alcaldesa Perpetua de Medina, ayer comenzaba un nuevo ciclo de los grandes desfiles procesionales de la Semana Santa de Medina del Campo.
Sin unas fechas en las que, al margen de las creencias religiosas de cada uno, se brinda a todos la oportunidad de conocer las obras de los grandes imagineros, en Medina de forma especial de los escultores del Renacimiento, ya que con motivo de las procesiones dichas esculturas y otras muchas más salen a las calles, convirtiendo a las calles de la villa en un verdadero museo al aire libre.
Por su parte, los creyentes tienen la oportunidad de disfrutar de numerosos actos religiosos; y los cofrades de dejar constancia del trabajo que han realizado en sus diferentes Hermandades para que todo esté a punto para las procesiones, aflorando así una ilusión que, en muchos casos, implica una labor de campo y un trabajo realizado durante las otras 51 semanas del año.
A no olvidar tampoco, como atractivo, ese arte efímero, en muchas ocasiones de carácter floral, que se despliega en iglesias con motivo de los “Monumentos”, en cierta medida eclipsados por la grandeza de la imaginería y su perdurabilidad en el tiempo. Y es que los “Monumentos” y el arte que en ellos se derrocha o se ven en los tres días en los que se exponen o no existe la posibilidad de apreciarlos durante el resto del año
El llamado turismo gastronómico tiene también durante estos días su sitio en Medina, donde los bacalaos y potajes, amén de las torrijas, las “cagadillas de gato” y la limonada son los protagonistas, sin descartar, en función de las creencias y gusto de cada uno, otros manjares que elaboran los establecimientos medinenses.
De todo ese poliedro de posibilidades que llega de la mano de la Semana Santa, nadie ha de dudar que ésta supone un acicate para la economía local y una inyección fundamental para las cajas de algunos sectores y no sólo el hostelero.
No obstante, habrá muchos medinenses que opten por aprovechar estos días para desplazarse a otros municipios, especialmente de la costa, para pasar unos días de vacaciones al borde del mar. Un éxodo que encontrará cumplida réplica en los ciudadanos de ciudades costeras o extranjeros que se acerquen a Medina o a otros municipios con grandes procesiones para disfrutar de ellos y del arte de las imágenes que en ellos desfilan
La Semana Santa es un abanico de opciones, con todas sus varillas dignas, para disfrutar y pasar unos días diferentes.
¡A disfrutar de la Semana Santa!
La Voz de Medina y Comarca

Ayuntamiento banner invierte en medina