La igualdad avanza

Con motivo del Día Internacional de la Mujer que el miércoles, con más o con menos actos, se celebró en el mundo entero, muchas han sido las justas reivindicaciones de dicho colectivo ya que el camino por recorrer es aún largo; aunque si se analizan de forma pormenorizada los últimos años el trecho recorrido ha sido grande.
Por un lado, en lo que a la política se refiere, las cuotas de igualdad han surtido su efecto y hoy puede verse, a modo de ejemplo, en Madrid, en Barcelona, en Medina del Campo y en un sinfín de municipios grandes y pequeños a mujeres ostentando la primera magistratura local. Y lo mismo puede decirse en las grandes instituciones del Estado, donde la Presidencia del Congreso, la vicepresidencia del Gobierno y los Ministerios, incluido Defensa desde hace ya años, tienen a mujeres a su frente.
En la Enseñanza, la Medicina y en el mundo de la Universidad sucede otro tanto; aunque aún queda pendiente la asignatura de los puestos de responsabilidad de las grandes empresas, especialmente las del IBEX 35, en las que la presencia de la mujer sigue siendo testimonial, si bien dichos cargos de responsabilidad empresarial suelen estar intrínsecamente unidos a la titularidad de las acciones que, en muchos casos, pasan de padres a hijos con criterios de mayorazgos masculinos impropios del siglo XXI.
Aún está pendiente la desigualdad salarial entre ambos sexos, de la que las mujeres son las grandes perjudicadas y lo mismo puede decirse de los datos de paro, con una brecha porcentual entre hombres y mujeres que no termina de corregirse aunque se van produciendo leves avances.
Harina de otro costal es la responsabilidad de la casa y la distribución de las tareas del hogar, que sieguen recayendo mayoritariamente en las mujeres en un mundo en el que los dos miembros de la pareja trabajan. Quizás de ahí y especialmente de la desigualdad de salarios en el trabajo, así como de la falta de actividad remunerada de las mujeres fuera del hogar, unida a una mala educación en los hogares paternos, emane la lacra de la Violencia de Género que sufrieron en España, según datos judiciales del pasado año, 142.893 mujeres con un incremento de denuncias del 10,6 por ciento con respecto ala año anterior.
Así las cosas, en España y en Europa, donde todo avanza, parece haberse relantizado en algunos aspectos la deseada y justa igualdad, cuya vereda, por desgracia, en los países subdesarrollados no ha comenzado a trazarse y ya va siendo hora de poner coto al desmán.
La Voz de Medina y Comarca

Air telecom