Redacción.- Hace más de cincuenta años la vida de un pequeño pueblo de Valladolid, Torrelobatón, se vio bruscamente interrumpida. Una superproducción de Hollywood, cuyo productor fue Samuel Bronston, desembarcó en esta villa castellana. En 1961 sus habitantes se convirtieron en testigos y figurantes de la película El Cid dirigida por Anthony Mann. 

Elena Ferrándiz y Pedro Estepa decidieron recordar este rodaje tan especial filmando el documental “Bienvenido Mr. Heston”, un trabajo que ha llegado a diversos festivales de Cine como la Seminci, el Festival de Cine de Alicante, el Festival de Cine y Televisión Reino de León y la Semana Internacional de Cine de Medina del Campo, entre otros.

Ahora, “Bienvenido Mr Heston” está inscrito en los Goya y está disponible para los académicos y productores en las plataformas de la Academia de Cine (veomac) y de los premios José María Forqué (veoForqué).

 

opticalia audífonos