Monumento de VentosaSolana.- Una de las tradiciones más características de la Semana Santa es la de recorrer los “Monumentos” que se instalan en las iglesias desde el Jueves Santo al Domingo de Resurrección. Pero, entre los centenares de estas decoraciones plagadas de velas y flores, existen tres en España que, por sus especiales características, merecen un tratamiento especial y una visita: Se trata de los “Monumentos” de Ventosa de la Cuesta, en Valladolid; Bermeo, en Vizcaya; y Fuentes de Ebro, en Zaragoza.

Por tal motivo, la pequeña localidad vallisoletana de Ventosa de la Cuesta, en aras de  dar a conocer su patrimonio, ya ha en su iglesia el “Monumento” que recuperó hace un lustro y  que permanecerá abierto, incluso, hasta el domingo posterior al de Ramos.

Y es que el “Monumento” de Ventosa de la Cuesta es un elemento decorativo de tramoya o trampantojo, propio de siglos pretéritos, para acoger en su centro la Sagrada Forma.

Este tipo de ornamentación, en el caso de Ventosa de la Cuesta, permite transformar el aspecto interior del templo, mediante un engaño visual, en primer término, en un edificio de estilo romano; y, en segundo, al altar en una monumental custodia.

A consecuencia de la afluencia de turistas que se han acercado estos años para visitar el “Monumento”, tras su recuperación, dos vecinos de la localidad se han encargado de abrir las puestas de la iglesia, tan pronto como son requeridos por los visitantes, a través de cuatro teléfonos: 983.82.20.60 y 677.240.720 (Miguel Angel); y 083.82.24.90 y 664.56.18.13 (Mari).

Más información en “La Voz de Medina y Comarca”.

Inmomedina genérico